Flea Markets

Deja un comentario

Los mercadillos de segunda mano, también conocidos como mercado de pulgas, rastrillo o Flea Markets son uno de los negocios estrella dentro del mercado de segunda mano

Los mercados de compra-venta de productos de segunda mano, se caracterizan por tener una gran diversidad de productos usados en venta, pero normalmente no compran estos productos a los clientes, sino que los obtienen de otras fuentes. Podemos encontrar desde ropa y complementos hasta libros, pasando por muebles recuperados, artículos de decoración o material deportivo; eso sí, todo en buen estado y a un precio reducido. A pesar de esto, también podemos encontrar productos de primera mano.

Estos mercadillos se convierten en un punto de encuentro dinámico para todas las personas interesadas en vender, intercambiar, regalar o buscar objetos usados de todo tipo. A demás, suelen haber talleres en los cuales te enseñan a aprovechar materiales usados para crear nuevos objetos.

No todos los mercadillos son iguales. Existen los que se hacen de manera periódica, como por ejemplo el TwoMarket que se organiza todos los sábados, y otros que son esporádicos, como el mercado de segunda mano de Sitges, que sólo se hace 4 veces al año. Pero todos ellos suelen situarse en zonas públicas, ya sea en plazas principales o calles.

Los diferentes puestos que componen los mercadillos suelen ser de particulares que piden permiso a la organización del mercado para poner su tenderete. El perfil de estos particulares es variado, desde familias enteras hasta jóvenes o jubilados que tienen cosas en casa y no saben que hacer con ello, el mercadillo es una buena opción y pueden sacar dinero de lo que no quieren.

Gill, que era secretaría en Inglaterra, hace varios años que vive en España y tiene un puesto en un mercadillo de segunda mano. Cuenta que “cuando ella empezó en el mercadillo la gente española no compraba cosas de segunda mano, compraba, sobretodo para sus niños todo nuevo. Según ella fue “lentamente” que “esa gente empezó a comprar en los rastros”.

Pero este cambio en el consumo no es único del mercado español. Nuestro país vecino, Portugal, también se ha sumado a este tipo de actividades alternativas sostenibles, ya que su población se ha visto obligada a cambiar sus hábitos tal y como vemos en esta noticia:

Los beneficios de este tipo de negocio se encuentran en la prevención de generación de residuos, además de tener un gran potencial para generar nuevos puestos de trabajo y nuevas vías para la economía y los “negocios verdes”. Por otra parte, la oferta de estos mercados disminuye la demanda de productos en los mercados de primera mano (Kogan 2011).

Pero todo tiene las dos caras de la moneda. Por eso la crisis económica que sufre actualmente España también tiene esas dos caras, y la cara positiva es que “gracias a la crisis la gente ve en la segunda mano una salida, sobretodo en el tema económico y social. Además incluimos este movimiento como una manera de reciclar social, viable y divertida. La reutilización es la mejor manera de reciclar” afirma Jose Puig, organizador del mercado TwoMarket en Barcelona.

El reportaje sigue en La especialización en segunda mano y compra on-line, aunque también puedes volver al inicio.

Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Autores

Este reportaje periodístico está realizado por las autoras del medio Economy Journal Contacto: economyjournaluab@gmail.com @Economy_Journal
Seguir

Recibe cada nueva publicación en tu buzón de correo electrónico.

%d personas les gusta esto: